20/09/2021

 | 

Nota de voz

Yo soy así y así seguiré. Personalidad de marca.

por 

Red Vinilo

Tiempo de lectura: 3 min

La personalidad de marca responde a las preguntas qué somos, cómo nos sentimos, cómo nos relacionamos y actuamos.

La personalidad de marca, además de un ejercicio para definir tono de voz y estilo, es un pilar en la construcción de marca. Cuando creamos marcas, la personalidad puede ser la clave para diferenciarse en un mercado saturado de productos y servicios.  

Una personalidad bien construida crea fuertes lazos con la audiencia. Como si la marca fuera una persona, los más fans, pueden empatizar con su  carácter, su encanto, su química… y abrazar sus valores y motivaciones. Y los menos devotos, la entienden y la pueden escoger sobre el resto.  

"Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, despierta”. Carl Jung

¿Cómo construir una personalidad de marca interesante?

1. 

Una personalidad para cada proyecto. 

No es lo mismo una marca personal, que una marca de producto o servicio, una corporativa o de una fundación

Cuando construimos marcas, lo primero es entender bien el negocio y contexto.  Aquí empieza nuestro coaching de marca y preguntamos e investigamos para entender el proyecto.

2.

Definir una personalidad auténtica.

Antes de definir tu personalidad tendrás que conocer a fondo qué es lo que ofreces; tu visión y misión; tus principios y creencias y sobre todo conocer las necesidades o deseos de tu audiencia. Estos elementos son esenciales y marcarán la dirección para definir una personalidad coherente contigo y creíble para los demás.

3.

Personalidad atractiva y coherente

  • La personalidad de una marca se construye sobre pocos atributos clave. Una personalidad de marca clara y bien definida causa una rápida impresión. 
  • La personalidad define una manera de actuar. Hay decisiones que no será coherente tomar. Si ser atrevido es clave, no podemos tener una cultura adversa al cambio. 
  • La personalidad se tiene que demostrar.  Si decimos que somos divertidos, no podemos ser unos sosos cuando cogemos el teléfono.
  • Las marcas pueden madurar y su personalidad también. No es lo mismo una startup cuando nace que cuando lidera el mercado. 

4.

Personifica tu marca. Escoge arquetipo de personalidad.

Pensar en nuestra marca como si fuera una persona real nos ayudará luego para dotarlo de una personalidad concreta. Podemos  atribuirle características humanas como: sexo, edad, profesión, intereses, necesidades, motivaciones, miedos… 

En el proceso creativo de Red Vinilo partimos de los 12 arquetipos de personalidad  de Carl Jung para definir la personalidad de una marca. Es un punto de partida que nos ayuda a construir personalidades claras y atractivas.   

¿Cuáles son los arquetipos de personalidad según Carl Jung?

La teoría de los arquetipos se la debemos a este psicólogo suizo. Son una serie de patrones de comportamiento que se repiten a lo largo de la historia y de las culturas.

Nos ayudan a describir las diferentes personalidades con las que nos podemos encontrar, sus fortalezas y debilidades, su propósito y misión en la vida.

A veces las marcas más atractivas son las que optan por personalidades opuestas, por ejemplo: el rebelde con el mejor amigo o bien el bufón con el innovador. (ver el gráfico que compartimos más abajo)

Esto permite tener relatos de marca así como identidades visuales más complejas e interesantes, que a su vez, ofrecen a la marca más números de caminos hacia los que evolucionar.

Gráfica de 38consumer

Definir la personalidad de tu marca es tan importante al principio de un proyecto como en un rebranding. Y es esencial para crear una identidad verbal y visual coherente con nuestra cultura y visión de proyecto.

Para crear una marca auténtica que nos represente y que destaque sobre el resto creando relaciones poderosas pregúntate quien soy, cómo siento y  me comporto.