06/11/2020

 | 

Nota de voz

Las 6 tendencias en alimentación saludable y sostenible para este 2021

por 

Red Vinilo

Tiempo de lectura: 2 min

En los últimos años, el sector de la alimentación no ha dejado de evolucionar hacia un modelo más saludable y sostenible porque el ciudadano tiene cada vez más en cuenta el impacto de su compra en su bienestar y en el medioambiente.

Conciencia medioambiental, reducción de consumo de carne, novedades en el proceso de elaboración de alimentos… Son algunos de los movimientos que más se han visto en este 2020.

¿Pero qué nos espera este 2021? En este post repasaremos las 6 tendencias principales vinculadas al modelo de alimentación saludable y sostenible.

1. Envejecer de forma saludable.

Dietas personalizadas, suplementos alimenticios, ayunos intermitentes… Envejecer con salud es un tema muy actual que lleva a los ciudadanos a interesarse cada vez más por su alimentación para dar solución a problemas como el aumento de peso, la falta de apetito sexual o las enfermedades crónicas.

2. En busca de los superalimentos.

Pequeños pero muy nutritivos. La chía, la espirulina o la quinoa cada vez van ganando más protagonismo en la alimentación de los consumidores, que descubren que se sienten mejor cuando lo añaden a sus dietas.

3. La comida de la yaya como ninguna.

La sencillez de los sabores, el gusto original de los productos, el origen de los ingredientes frente los platos precocinados son los motivos que hacen que la comida casera sea sinónimo de auténtica y sea cada vez más buscada por el consumidor.

4. Las apariencias importan.

Los envases sostenibles han venido para quedarse. En este 2021 veremos originales alternativas de materiales para los envases de los productos como algas o hongos que nos recordarán la importancia de reducir, reciclar y reutilizar.

5. Tecnología al poder.

Se apostará cada vez más por las innovaciones en la alimentación que nos permitan tener dietas más personalizadas en función de nuestros genes y necesidades biológicas. Ya no tendremos que adivinar lo que nuestro cuerpo necesita, sino que él mismo, gracias a la tecnología, nos lo podrá decir.S

6. Pensar global pero comer local.

El interés por la gastronomía de otros países no dejará de existir, pero se pondrá en valor que los platos sean creados con ingredientes conseguidos a poca distancia.

Es evidente que la plena conciencia de la crisis medioambiental que sufrimos y la percepción de la alimentación como principal motor para nuestro bienestar ha cambiado los hábitos de consumo y de alimentación.

Por ello, como marca, es importante estar atentos a las nuevas tendencias para dar respuesta a las necesidades e inquietudes del consumidor y así, asegurar ser relevantes y sostenibles en el mercado.